Estafas de todo tipo se registran en la región

El blanco predominante son los jubilados, aunque también  se intenta pidiendo donaciones para diferentes instituciones.

Desde supuestas llamadas del Ansès  hasta jóvenes ofreciendo folletería  de centros de contención social a montos nada claros, pasando por supuestos colaboradores de instituciones, todo parece ser válido para hacerse de unos pesos de cualquier manera menos trabajando.

El llamado esperado

Quizás la necesidad, o la ansiedad hacen que no duden al atender al supuesto empleado del Ansès que le trae la buena nueva de una “reparación histórica “tan esperada.

Así fue estafada una mujer bermudense en nada más y nada menos que una suma de 174.000 pesos, los cuales ahora serán debitados de su caja de ahorro en pesos  en cuotas mensuales por un lapso de cinco años. El procedimiento es el de siempre, le indica los pasos a seguir en el cajero automático y de esa manera se alza, el estafador,  de una cantidad importante de dinero.

“Ellos saben bien que decir y como convencerte, lamentablemente es así. La verdad le pasó a mi mamá y no quiero q le pase a nadie más porque podría ser peor “expresó en medio de la indignación  la hija de la jubilada.

Comentários no Facebook