Falso médico de San Nicolás: se sumaron otras dos denuncias de muerte por mala práxis

0
0

Era jefe de Guardia de una clínica de la UOM. Está internado porque intentó suicidarse. En total son tres las denuncias de homicidios por mala práxis.

Su trato con los pacientes, su discurso científico y su seguridad en los diagnósticos enterraron cualquier sospecha respecto a su formación médica. Ni sus colegas, ni sus jefes, ni sus subordinados dudaron jamás de sus conocimientos.

Guillermo Chauderón se paseó durante cuatro años por varias dependencias médica de la provincia de Buenos Aires con un sello apócrifo en su bolsillo.El juego perverso al que sometía Chauderón a sus pacientes ya conoce denuncias por 3 muertes y miles de damnificados. La Justicia deberá determinar su responsabilidad.

El primer caso denunciado fue el de la muerte de María Teresa Maina, quien entró el 23 de octubre a la clínica de la Unión Metalúrgica Obrera por unos dolores en una prótesis de la columna. Chauderón la atendió en la guardia y la derivó al área de traumatología. Supervisó el suministro de medicamentos para mejorar su estado de salud pero eso le provocó una descompostura y un grave cuadro de deshidratación.

Roberto Faustino Albornoz, de 71 años, ingresó al sanatorio el 2 de octubre por un cuadro de cirrosis. Chauderón controló su tratamiento durante 20 días, le daba los medicamentos y le practicaba las punciones. Cuando consideró que ya no había más nada qué hacer, llamó a la familia. Después le dio 6 ampollas de morfina clorhidrato y Albornoz murió el 21 de octubre.

Otro caso es el de Martha Vega, ama de casa, tenía 76 años. Tenía una afección asmática y su neumonólogo le recomendó que “se internara 2 o 3 días” en la clínica UOM para curarse. La atendió Chauderón, que le hizo un seguimiento de remedios e informaba todos los días a su familia con los avances del parte médico. El 3 de noviembre le dio el alta y a las pocas horas murió.

Las tres denuncias apuntan al delito de homicidio simple por dolo eventual. Se espera que la próxima semana el fiscal pida secuestrar las historias clínicas en las que intervino Chauderón. Mientras tanto, el falso médico sigue internado en la misma clínica tras intentar quitarse la vida.

Dejanos tu comentario