Jubilados: algo más para estar atentos

Durante los últimos días en la sede de la capital provincial del PAMI se recibieron numerosas denuncias que dan indicios sobre intentos de estafa al sector pasivo.

Más de 50 denuncias fueron recibidas por el PAMI de la Capital santafesina.

Ante esta situación, la directora provincial, Jorgelina Ferreyra, alertó a los jubilados y solicitó que los mismos no  brinden datos de ninguna índole, descartando que desde la institución se realicen llamadas a los afiliados excepto,  de manera esporádica, para confirmar algún turno.

“Alguien se hace pasar por personal de PAMI o por empleados de sanatorios de la ciudad, se comunican con afiliados o familiares y les ofrecen mejorarles el servicio de la obra social por un costo que varía entre los 600 y los 800 pesos, a debitar de su jubilación”. En este momento es que los estafadores piden el número de cuenta o CBU pertinente para concretar el robo.

“Esto es gravísimo”, evaluó Ferreyra, y reafirmó: “desde PAMI no estamos haciendo ninguna campaña y no se pide dinero ni se cobra” en ningún caso, y menos aun telefónicamente. Asimismo, no se piden datos sensibles, como son los bancarios.

 

Fuente AgenciaFe

Comentários no Facebook