La crisis de Faiart en agenda política

La suspensión de la totalidad de los trabajadores en la fábrica de porcelanas Faiart motivó que se activaran resortes políticos en busca de protección de las fuentes laborales. La diputada provincial, Claudia Giaconne, presento un proyecto en la legislatura para que el gobierno santafesino “utilice todas las herramientas que estén a su alcance” para “intentar preservar” los puestos de trabajo. 

La iniciativa manifiesta “preocupación, solidaridad y respaldo” con los 135 obreros ceramistas suspendidos durante el mes de abril y le solicita al Ejecutivo provincial que la ex Verbano sea “eximida del pago del impuesto inmobiliario y de la tarifa de la EPE hasta que la empresa supere la crisis y reactive su producción, además que se haga extensiva la eximición del pago de impuestos, luz y agua al personal de la empresa mientras dure la suspensión e incluya a Faiart como proveedora del Estado santafesino”. 

El sindicato ceramista puso en autos de la situación a la cartera de Producción provincial y en las próximas horas el diputado, Luis Rubeo, estará en la sede gremial para interiorizarse de la problemática. En tanto, los obreros le entregaron en mano una carta al senador nacional y pre candidato a gobernador, Omar Perotti, cuando visito la ciudad –como detallara este portal en su momento- y el intendente; Daniel Cinalli, plasmó en su cuenta oficial de Facebook que el municipio debe estar “al lado” de los trabajadores con “alguna excepción impositiva para que la empresa siga funcionando” y recomendó que la industria “salga a vender” su producción.

El martes el Concejo Municipal considerará durante la sesión dos dictámenes sobre la problemática de Faiart y la angustia de sus operarios, el 80 % mujeres y en una proporción importante jefas de hogar. Uno, en mayoría consensuado por los bloques del PJ, el Frente de Izquierda y el Frente Progresista y, el otro, solo lleva la firma de los ediles de Cambiemos

Comentários no Facebook