Los audios de la banda que estafaba a jubilados con el “cuento del tío” y “la llorona”

cuatro personas fueron detenidas acusadas de operar en distintas localidades del conurbano sur, oeste y Capital Federal. Las escuchas.

“Mamá, tuve un problema muy grave. Me tenés que ayudar, por favor. ¿Qué estás haciendo? Me quieren matar, me están apuntando con un arma”, dice llorando una mujer por el teléfono. Inmediatamente comienza a hablar un hombre que le dice a la interlocutora que deje los 50 mil dólares en una bola en la esquina de su casa.

Se trata de una muestra más de la metodología del secuestro virtual con la que operaba una banda de gitanos que fue desbaratada en las últimas horas por la DDI de Morón en la provincia de Buenos Aires.

La organización, integrada por dos hombres y dos mujeres, se dedicaba a estafar a ancianos con las modalidades conocidas como “cuento del tío” y “la llorona” y operaba en distintas localidades del sur y oeste del Conurbano. También lo hacía en la Capital Federal.

Todos fueron detenidos tras dos operativos llevados a cabo en un domicilio de la calle Pola al 2000 en la Ciudad y en otro situado en Rancho al 400, en el partido de Morón.

Producto de los allanamientos, los efectivos secuestraron cinco vehículos (tres VW modelos Polo, Golf y Gol Trend, un Smart y un Renault Sandero), dos notebook, una tablet Apple, telefonía utilizada para perpetrar los engaños, joyas de oro (cadenas, collares, alianzas, anillos, aros y relojes Rolex), diez cédulas de identidad, dos pasaportes, una escopeta, un binocular, una cámara de fotos, y dinero en efectivo.

De acuerdo a la investigación, los detenidos estafaban a personas mayores en Ituzaingó, Hurlingham y Morón, aunque también cometieron hechos en la zona de Quilmes y en Ciudad de Buenos Aires.

Según informaron las autoridades, los estafadores realizaban alrededor de 30 llamados por día y la modalidad utilizada dependía del horario.

“Durante el día usaban el ‘cuento del tío’ haciéndose pasar por empleados de banco, y durante la noche se hacían pasar por un familiar de las víctimas. Además se calcula que participaron en al menos dos mil hechos”, aclaró una fuente de la DDI de Morón.

El “cuento del tío” de día y “la llorona” de noche

Como supuestos empleados de banco, los delincuentes les decían a las víctimas que, producto de la inflación, había que cambiar los billetes por nuevos para que no pierdan valor, o directamente, alegaban que iba a haber un cambio de billetes y que tenían que pasar a retirar los viejos para otorgar los nuevos.

Durante las noches, los integrantes de la banda se hacían pasar por familiares de las víctimas (hijos, nietos, sobrinos) y se mostraban desesperados por alguna situación particular. Ante ello les solicitaban a las víctimas dinero para resolver el problema.

La banda era liderada por un brasilero de 37 años que actuaba con su hijo, de 19, y dos mujeres -una de 36 pareja del cabecilla y otra de 19 de ella-.

A partir de una amplia pesquisa, que incluyó la intervención de líneas telefónicas, los investigadores lograron conocer el paradero de los acusados y con aval de la justicia montaron los operativos que posibilitaron las respectivas capturas.

Tanto la investigación como los allanamientos estuvieron a cargo de personal perteneciente a la DDI Morón.

Los miembros de la banda criminal quedaron a disposición de la UFI N° 02 y el Juzgado de Garantías N° 06, ambos del Departamento Judicial de Morón.

Comentários no Facebook