Paritarias: las negociaciones cerrarán entre un 18% y un 19%

El Gobierno habilitó la inclusión en las nuevas negociaciones salariales y manifestó su intención de que las paritarias cierren en torno del 15% este año sin aplicar la denominada “cláusula gatillo”, consultores privados consideran que esas negociaciones cerrarán entre un 18% y un 19%, aproximadamente.

“Si las negociaciones llegan a superar por mucho a la inflación, se encarece el factor trabajo, lo que disminuye el nivel de empleo y fomenta la informalidad”.
Twitear

Federico Furiase, director del Estudio Eco Go, dijo a Ámbito Financiero que “quedó claro el aumento de las expectativas de inflación”. “La pérdida de credibilidad del Banco Central sobre si mantiene el control de las tasas de interés y la suba del dólar de las últimas semanas pusieron un escenario más complejo para la negociación de paritarias que busca el Gobierno”. El economista vaticinó que se ubicarán entre un 18% y un 19%, pero alertó que “la película entre los salarios e inflación va a estar más apretada”. Señaló que las subas de tarifas aportarán tres puntos a la inflación, mientras que los salarios no lograrán superar el aumento de los precios. “La recuperación del consumo en 2018 se verá explicada por un aumento del crédito, no por un alza en los salarios”, agregó.

Por su parte, Aldo Abram, Director de Libertad y Progreso, consideró que “en líneas generales, algunos sectores van a aceptar el 15%, pero pedirán la cláusula gatillo porque tienen en mente una inflación en torno al 20%”. “Si el Gobierno espera negociaciones más fructíferas deberá aceptar la cláusula”. El viernes, el Banco Central publicó el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de febrero, donde las expectativas de inflación subieron a 19,4% para 2018, pese a que las metas oficiales apuntan a un 15% para este año. Pero advirtió que “si las negociaciones llegan a superar por mucho a la inflación, se encarece el factor trabajo, lo que disminuye el nivel de empleo y fomenta la informalidad”. Además, espera una inflación de un piso del 20% para este año, aunque remarcó que en el primer semestre, la suba anualizada estará muy por encima de este nivel “debido a la depreciación del peso desde diciembre y a la emisión que se generó por reducir las tasas de interés”.

En el último comunicado de política monetaria, el BCRA decidió bajar la tasa en 50 puntos básicos al 27,25% (dos semanas antes la había bajado en 100 al 27,75%). En este marco, se vio un alza del tipo de cambio esperado para este año. Los especialistas esperan entre $19,7 y $20,6 para los próximos seis meses y esperan que en diciembre se ubique en $24,5. Tras haber relajado las metas de inflación en enero, el principal desafío del Banco Central en 2018 será reducir la tasa real de las tasas en pesos del 10% a una zona del 5%, pero sin generar un fuerte impacto sobre el tipo de cambio y sobre la suba de precios. Sin embargo, teniendo en cuenta la experiencia de los últimos dos años, se descree que se pueda cumplir la meta fijada para este año, más si se tiene en cuenta que continuarán los aumentos de tarifas.

Dejanos tu comentario