Preventiva a jefe policial por homicidio de Vitali

El jefe de policía, Sergio di Franco, fue acusado formalmente por la fiscalía que investiga el crimen de, Juan Cruz Vitali, de “homicidio agravado por abuso de autoridad y calificado por el uso de arma de fuego” en la audiencia imputativa que se llevó adelante este martes en los Tribunales de San Lorenzo. El juez, Juan Carlos Tutau, aceptó la postura acusadora y resolvió dictar una prisión preventiva por 60 días al imputado. La defensa del policía solicitó cumplimiento domiciliario que fue rechazada por el magistrado.  

Desde el Ministerio Público de la Acusación se mostraron “conformes” con el resultado de la audiencia y sostuvieron que “el accionar del imputado fue injustificado”. Según el criterio fiscal “no había riesgo de vida de ninguna persona” para que la víctima “fuera abordada físicamente por un policía que portaba un arma montada como sostuvo Di Franco”, señalaron y aseguraron que “durante la persecución se registraron disparos” desde el móvil policial al auto conducido por Vitali “antes del desenlace” y en el lugar del hecho “al menos hubo un disparo más del fatal”, indicaron.

Por su parte la defensa del detenido esgrimió la actitud “temeraria” del joven al evadir el retén policial y profundizó la teoría del “forcejeo” entre el policía y la víctima que produjo el disparo “accidental” del arma reglamentaria que causó la muerte del joven.  

La familia del muchacho fue acompañada por una cantidad importante de gente que se acercó al juzgado para pedir Justicia por Juanito, entre otros, Alberto Perassi, papa de Paula, la joven desaparecida en San Lorenzo desde septiembre de 2011. 

 

Comentários no Facebook