Rotary detectó chicos desnutridos en Bermúdez

Un equipo interdisciplinario de salud que funciona en el Rotary Club de Capitán Bermúdez detectó casos de chicos con bajo peso y síntomas de desnutrición en la localidad. En el marco de una jornada donde los rotarios entregaron instrumentos musicales a niños y adolescentes que concurren a la copa de leche Sol, de barrio Quinta, la presidenta de la institución, Graciela García, señaló a Radio Miw “que hay una situación muy preocupante” en lo social y que se ve reflejada por un crecimiento en la demanda de alimentos que tienen en la organización.  

“Hay gente que nos viene a pedir” comida, indicó García y especificó: “Son adolescentes, jóvenes embarazadas y recientes mamás que saben que el Rotary tiene mercadería y se acercan a pedir”. Desde el voluntariado observan “la creación constante de nuevos merenderos”, especialmente, en la zona oeste de la ciudad. García puntualizo que en la sede bermúdence del Rotary de calle Venezuela al 600 funciona “un centro de prevención a la desnutrición donde hace un tiempo se han detectado criaturas de bajo peso y, ahora, se han hallado casos con cierto grado de desnutrición”. En el espacio interdisciplinario trabajan médicos, nutricionistas, psicopedagogas y se espera la incorporación de asistentes sociales que puedan realizar trabajos de campos para detectar in situ niños con problemas nutricionales. “Es muy difícil llegar a los casos donde hay gente desnutrida, porque, los chicos con bajo peso visitando los merenderos, llevando alimentos los encontramos y los podemos traer a nuestro Centro. Pero, los chicos que tienen problemas de desnutrición por lo general no acceden a los merenderos, por lo que hay que realizar un trabajo de campo para hallarlos”, explicó García. 

El Rotary tomo la iniciativa de entregar instrumentos musicales a unos 20 pibes del merendero de barrio Quinta, para que formen una murga con el objetivo de que puedan presentarse en los corsos de carnaval que desde hace ya unos años viene organizando el Club Vecinos Unidos en barrio Celulosa. 

Comentários no Facebook