Medio centenar de aislados en la ciudad

Tres casos positivos, en Bermúdez y una medida de prevención en vigencia

Se trata de contactos estrechos y circunstanciales de casos confirmados o sospechosos, pacientes que aguardan ser hisopados y otros, que  quizás, ni lo sean por permanecer asintomáticos.

Ellos son los silenciosos  en los gritos de la pandemia, los que no figuran en los partes, a los que las autoridades sanitarias, llama  vía telefónica para monitorear su salud y el cumplimiento del protocolo sanitario.

Cincuenta o más  habitantes que ven sus vidas más restringidas que sus vecinos, que quedaron expuestos por compartir un momento o un lugar.

La realidad es que a todos nos puede ocurrir, que debemos asumir la responsabilidad que nos toca, que podemos estar infectados y no saberlo, que podemos contagiarnos y contagiar.

Comentários no Facebook